Acceso directo al contenido Acceso directo al menu
Volver a Notícias

LA GRAN OBRA DE ARTESANÍA DE GAUDÍ: EL TEMPLO DE LA SAGRADA FAMILIA DE BARCELONA

Antonio Gaudí, hijo de un artesano calderero, fue un gran entusiasta de los oficios artesanos. TICSA mantiene hoy en sus baldosas el oficio artesano.

La figura del artesano vive asociada a la propia vida del templo. Gaudí, además de ejercer como arquitecto, se interesaba por el trabajo en el taller, reflejo del respeto y admiración que sentía por los artesanos, expertos en materias muy diversas: picando piedra, modelando barro, torneando madera, forjando hierro, y muchos otros oficios. La continuidad de los artesanos de los tiempos de Gaudí está asegurada con los artesanos de hoy, que reflejan también la evolución de nuestra sociedad. Procedentes de diversas nacionalidades y con un promedio de edad que no llega a los 40 años, son en gran parte mujeres, y viven la construcción del templo de la Sagrada Familia como una escuela de artesanía. En resumen, los artesanos han hecho crecer el templo, desde sus orígenes hasta la actualidad, y continuarán trabajando hasta que esté terminado e incluso después, para garantizar su mantenimiento, de forma que la figura del artesano ha estado siempre asociada, y lo seguirá estando en el futuro, a la propia historia del templo.