Acceso directo al contenido Acceso directo al menu
Volver a Notícias

GLORIA IN EXCELSIS DEO ET IN TERRA PAX HOMINIBUS BONAE VOLUNTATIS

Las figuras de barro cocido en la magia de la Navidad. El arte popular se dirige a Belén para renovar el tributo de la fe.

En Méjico el primer nacimiento es de finales del siglo XVII y se hizo con figuras de barro cocido. En Encarnación (Paraguay) la Feria de Figuras de Barro Cocido, hasta de tamaño natural, se convierte en una verdadera muestra al aire libre. En España, a mediados del siglo XIX las figuras de barro cocido se moldeaban en talleres artesanos que, para subsistir el resto del año, elaboraban también suertes de toreo, así como imágenes religiosas. Tan difundida está la tradición en España que existen varios museos de belenes en Alicante, Zaragoza, Albaida y San Javier. Entre los mercados de figurillas de barro cocido más populares figuran los de la Plaza Mayor de Madrid y el de Santa Lucía en Barcelona, enfrente de la misma catedral. Belenes bajo el mar se han atrevido a instalarlos en Málaga y en El Ferrol. En Las Canteras (Gran Canaria) se presenta un Belén hecho solo con arena. En Navidad todos los caminos conducen a Belén.